ASESORAMIENTO FAMILIAR

El TDAH suele conllevar una mayor atención al niño que lo tiene, así como la disminución de la atención al resto de hijos, de la pareja y de uno mismo, por lo que el estrés puede aumentar considerablemente llevando acarreado situaciones problemáticas en otros ámbitos. Saber que un hijo o hija tiene Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) puede ser un duro golpe para los miembros de la familia en un primer momento y llevar consigo sentimientos muy variados. Pero el conocimiento que se pueda tener o no sobre este trastorno y la aceptación del mismo puede marcar una gran diferencia en el pronóstico de la persona que lo padece.

Los síntomas y/o manifestaciones del TDAH son muy característicos y pueden perjudicar en gran medida la vida de la persona como la de su entorno más cercano. Además de la intervención que se pueda hacer a nivel individual para mejorar su evolución y aprenda a auto-gestionarse a diferentes niveles, la familia debe también entrenarse en distintas estrategias y pautas de crianza que favorezcan la dinámica familiar y la adaptación del entorno para facilitar al niño o niña un mejor desarrollo.

Desde ASANHI vemos fundamental dar apoyo a todas aquellas familias que necesiten conocer más sobre el TDAH y sobre las situaciones que se van a ir encontrando a través de las etapas evolutivas en que se sitúen sus hijos. Las tareas que desempeñamos en este sentido son las siguientes:

  • Asesorar a todos los padres que no sean de la asociación pero que acaben de tener conocimiento de que su hijo tiene TDAH.
  • Dar información sobre lo que supone el trastorno y cómo podemos ayudar desde la asociación.
  • Entrenar a familias asociadas en estrategias para mejorar las manifestaciones que muestran sus hijos.
  • Resolver cualquier cuestión que tenga que ver con el TDAH

 

Guías útiles para padres sobre TDAH:

                                   

 

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS PARA CUALQUIER DUDA: